Darse cuenta

Darse cuenta y estremecerse son dos verbos que van de la mano; son consecutivos …

Detrás de ellos viene la certeza de que lo que se ha visto es la pura verdad.

Entonces, te quedas desnuda y vulnerable, sin embargo, preparada para lo siguiente

 …

… si piensas que mi mirada te sirve, confía en mi.